Sierra de São Mamede

Sierra de São Mamede

La Sierra de São Mamede surgió hace entre 300 o 400 millones de años, debido a un evento geológico llamado orogenia varisca o Hercínica. Este fue el resultado del movimiento de las placas continentales desde el supercontinente Pangea.Esta ave es el símbolo de la Natural Sierra de Sao Mamede
Varios pliegues aparecieron en la corteza terrestre, debido a la enorme presión, incluidos los de la Mamede Paulo. El núcleo de la cordillera en este parque natural portugués se compone principalmente de esquisto y grauvaca,  un tipo de arenisca, limita al norte y al oeste con las más recientes de las formaciones de granito. También se hace presente la abundante presencia de saibe, un granito de color claro por el tipo de arena.

Especialmente el lado norte del parque, el medio ambiente de nuestro campamento Beira-Marvão es, de acuerdo con una gran cantidad de publicaciones, de gran interés para los excursionistas. Aquí, los bosques caducifolios están regularmente alternados por tierras de cultivo.

Más al sur, hasta donde no afectaron los últimos grandes incendios de hace 7 años, las laderas se han plantado con hermosos bosques de pinos. Aún más al sur la cordillera que alterna la llanura Alentejana con los cerros, encontramos bosques de alcornoques y robles diseminados entre las formaciones rocosas.

Desde la cima de las montañas en el parque, de las cuales el Pico São Mamede con 1025 m es la cota más alta al sur de la cuenca del Tajo, tenemos una hermosa vista de la fortaleza única de Marvão, la región de nuestro Camping Beira-Marvão, y de la conocida Serra da Estrela.

Este parque de Portugal, único por su belleza ambiental, se encuentra en la región de transición entre el clima Atlántico y el mediterráneo. Por lo tanto, la parte norte es un poco más fría y húmeda que al sur.

Caminos agradables en todo el camping de pie y en bicicleta

La influencia del Atlántico en la parte norte del parque se muestra claramente a través de su vegetación. Aquí nos encontramos con el roble del pirineo (Quercus pyrenaica), castaños y alcornoques también están presentes

En el sur, la vegetación del parque tiene un claro carácter mediterráneo: verdaderos bosques de alcornoques y dehesas de encinas. En terrenos más elevados están los páramos, donde los diferentes tipos de jaras se puede encontrar (Halimium umbellatum y allyssoides Halimium). En varios lugares, especialmente en la parte central del parque, en los últimos cien años las colinas estaban plantadas con pinos marítimos y eucaliptos.

El parque es especialmente interesante para los amantes de las aves. El observador de aves reales de repente ve un águila perdicera, el búho real o el águila culebrera a la caza de una víbora hocicuda. Este parque natural es también la zona de caza del milano de alas negras y también hay no menos de 3 tipos de buitres: buitre negro, buitre egipcio y el buitre leonado.

Donde la tierra se allana vemos otras aves de presa, como el aguilucho cenizo y también avutardas y calandrias, guarnecidos en las orillas de los arroyos y riachuelos se reproducen los abejarucos.

Hay cigüeñas. No sólo la común, también la mucho más rara de observar cigüeña negra. De algún modo hemos contribuido en nuestro camping a la presencia de estas aves en la zona al crear de forma natural un criadero de ranas que sirven de alimento para estas hermosas aves y sus crías. También las cigüeñas encuentran un magnífico material de construcción para sus nidos en el estiércol de los caballos del camping.

Durante la temporada de cría se puede observar el progreso de los jóvenes en el vuelo, preparándose para la época de migración.

También quiero aprovechar el estiércol de caballo a lo largo, para fortalecer sus nidos.

Durante la temporada de cría se puede observar el progreso de los jóvenes en el vuelo, preparándose para la época de migración.

La fauna de este parque protegido se compone también de un gran número de mamíferos, como el ciervo rojo, jabalíes, zorros, nutrias y la gineta europea. Ocultas en los bosques o en los matorrales densos están las mangostas o el meloncillo Herpestes. Estos depredadores, con su cola a veces de casi un metro de largo, se encuentran en Europa sólo en la Península Ibérica.

El parque Natural de Sierra de Sao Mamede es también uno de los pocos lugares en Portugal, donde el lince ibérico, el Lynx pardinus, todavía existe. Por iniciativa de la cámara municipal de Castelo de Vide se ha iniciado en 2017 un plan plurianual para la creación de un buen hábitat para el retorno estructurado del llamado gato montés, el lince.

Dentro de los límites originales del parque protegido suelen vivir un poco más de 8000 personas, a causa de las recientes modificaciones de las fronteras del parque, este número ha crecido ligeramente. Aquí los habitantes viven principalmente de la agricultura, el cultivo de la castaña, pesca de truchas y de una parte cada vez más importante, también del turismo, tanto de forma directa e indirectamente.

La población portuguesa es acogedora, amable y hospitalaria con el turista extranjero, siempre dispuesta a prestar ayuda en caso de que necesiten su ayuda para localizar algún lugar o establecimiento.

El puente construido por los romanos, como la antigua frontera entre España y Portugal

Esta región del Alentejo Norte era una de las áreas de Portugal más pobres. En aquel entonces, el contrabando con España era una fuente de ingresos muy importante, basado fundamentalmente en el contrabando de tabaco y café. Una de las rutas de contrabando que usaban portugueses y españoles pasa por la población de Galegos, cercana al camping. Hoy en día esta ruta esta señalizada como Ruta del Contrabando y se realiza anualmente, durante este recorrido, aparte de disfrutar del entorno natural, tendrá la oportunidad de escuchar historias de antiguos contrabandistas de café.

Y aprovechando el paso por Galegos pueden adquirir algún recuerdo en alguna de las pequeñas tiendas que encontrará allí.